Las entrevistas de trabajo son momentos cruciales en el proceso de selección de candidatos. En un corto período, los empleadores deben evaluar la idoneidad de un candidato y los aspirantes deben destacar sus habilidades y encajar en la cultura de la empresa. En este contexto, la psicología puede ser una aliada valiosa para mejorar el proceso de entrevista y tomar decisiones más informadas. Aquí te presentamos cinco principios de psicología que puedes aplicar para perfeccionar tus tipos de entrevistas de trabajo.


1. La Teoría de la Atribución: Comprender las Causas de los Comportamientos


La teoría de la atribución sugiere que las personas tienden a atribuir causas internas o externas a los comportamientos. Al entrevistar a un candidato, considera cómo interpretas sus respuestas. ¿Atribuyes sus logros a su habilidad y esfuerzo, o los descartas como suerte? Esta conciencia puede ayudarte a evaluar a los candidatos de manera más objetiva y comprender sus logros y desafíos.


2. La Ley de Recencia: Valorar Información Reciente


La ley de recencia señala que tendemos a recordar mejor la información más reciente. En una entrevista, esto significa que la impresión que un candidato deja al final puede influir más en tu evaluación general. Diseña tus preguntas de manera que te permitan obtener información clave al final de la entrevista para tomar decisiones basadas en una vista completa del candidato.


3. Sesgo de Confirmación: Evitar Interpretaciones Selectivas


El sesgo de confirmación se refiere a nuestra tendencia a buscar y favorecer información que confirme nuestras creencias preexistentes. Al entrevistar, evita este sesgo formulando preguntas abiertas y objetivas que no sugieran respuestas específicas. Esto te permitirá obtener una imagen más precisa de las habilidades y experiencias del candidato, sin influir en sus respuestas.


4. Efecto de Halo: Considerar Múltiples Aspectos


El efecto de halo ocurre cuando una impresión general sobre una persona influye en cómo evaluamos aspectos específicos de su comportamiento. Para evitar esto, divide la entrevista en diferentes áreas de evaluación, como habilidades técnicas, habilidades interpersonales y adaptabilidad. Esto te ayudará a formar una evaluación más completa y precisa de cada candidato.


5. Efecto de Primacía y Efecto de Recencia: Equilibrar la Impresión Inicial y Final


El efecto de primacía se refiere a cómo recordamos mejor la información presentada al comienzo, mientras que el efecto de recencia se relaciona con cómo recordamos mejor la información presentada al final. Para equilibrar estos efectos, toma notas durante la entrevista y revísalas al final. Esto te permitirá recordar tanto la impresión inicial como la última para tomar decisiones basadas en una visión más completa del candidato.


Incorporar principios de psicología en el proceso de entrevista puede llevar a una evaluación más precisa y objetiva de los candidatos. Al comprender cómo las personas interpretan y responden a situaciones, puedes diseñar preguntas y evaluar respuestas de manera más informada. Al aplicar estos cinco principios de psicología, estarás en una mejor posición para identificar a los candidatos que mejor se ajusten a las necesidades y la cultura de tu empresa.

Compartir noticia:

Otras Noticias

El cambio empieza aquí

¡No esperes más! Solicita una consulta gratuita y comienza a construir tu equipo perfecto. Juntos llevaremos tu empresa al siguiente nivel.