En la era digital, las entrevistas telemáticas se han convertido en una práctica común en los procesos de selección. La facilidad de conectarse virtualmente ha transformado la dinámica laboral, pero, ¿cómo se alinean las expectativas con la realidad en este escenario? Vamos a explorar algunas de las percepciones comunes y la verdad detrás de las entrevistas telemáticas.


  1. Mayor Comodidad para los Candidatos

Si bien las entrevistas telemáticas eliminan la necesidad de desplazarse físicamente, la comodidad puede variar. Los candidatos deben lidiar con la preparación técnica, asegurarse de tener un entorno tranquilo y gestionar posibles interrupciones en casa. La comodidad depende en gran medida de la preparación y el ambiente del entrevistado.


  1. Ahorro de Tiempo y Costos para las Empresas

Las entrevistas virtuales ciertamente ahorran tiempo en desplazamientos, pero las empresas deben invertir en tecnología y plataformas de entrevistas. Además, los procesos pueden alargarse debido a posibles problemas técnicos. El ahorro de costos es evidente, pero también requiere una inversión inicial.


  1. Mayor Acceso a Candidatos Globales

La entrevista telemática abre la puerta a talento global, pero las diferencias horarias pueden ser un desafío. La coordinación de entrevistas entre zonas horarias requiere planificación cuidadosa. Sin embargo, la diversidad de candidatos sigue siendo una ventaja significativa.


  1. Ambiente Menos Formal y Más Relajado

Aunque la informalidad puede surgir debido al entorno doméstico, la importancia de la entrevista requiere un enfoque profesional. Los candidatos deben vestirse y prepararse como lo harían para una entrevista presencial. La profesionalidad sigue siendo clave.


  1. Menos Conexión Humana en Entrevistas Virtuales

Aunque las entrevistas telemáticas pueden carecer de la interacción cara a cara, los entrevistadores pueden trabajar para establecer conexiones genuinas. El uso de la tecnología para la comunicación no verbal y la empatía puede compensar la distancia física.


  1. Menor Estrés para los Candidatos

La ansiedad en las entrevistas sigue presente, incluso en un entorno virtual. Los candidatos pueden experimentar nerviosismo relacionado con la tecnología, la visibilidad de la cámara y la preocupación por el rendimiento. La preparación sigue siendo esencial.


  1. Menos Formalidades en la Comunicación

Aunque las entrevistas telemáticas pueden tener un tono más relajado, la etiqueta profesional sigue siendo fundamental. La comunicación clara y respetuosa es crucial, incluso en un entorno virtual.


  1. Mayor Flexibilidad en los Horarios de Entrevista

La flexibilidad en los horarios es posible, pero ambas partes deben estar de acuerdo. Coordinar diferentes agendas puede ser un desafío. La planificación previa es esencial para garantizar la disponibilidad de ambas partes.


  1. Menos Impacto de la Primera Impresión Visual

Aunque la primera impresión puede estar influenciada por la tecnología y el entorno, sigue siendo un factor importante. La vestimenta, la presentación personal y el fondo de la videoconferencia contribuyen a la percepción inicial.



En conclusión, las entrevistas telemáticas ofrecen numerosas ventajas, pero es crucial abordarlas con realismo. La preparación y la adaptación son clave para optimizar este formato y garantizar procesos de selección efectivos en el mundo digital. La alineación de expectativas con la realidad es esencial para aprovechar al máximo el potencial de las entrevistas telemáticas en la actualidad laboral.

Compartir noticia:

Otras Noticias

El cambio empieza aquí

¡No esperes más! Solicita una consulta gratuita y comienza a construir tu equipo perfecto. Juntos llevaremos tu empresa al siguiente nivel.